LAS VENTAS DE TURRÓN AUMENTAN UN 6% PESE A DISPARAR LA ALMENDRA SUS COSTES

Una turronera de Xixona manipulando las almendras, cuyo precio se ha disparado. RAFA ARJONES

Una turronera de Xixona manipulando las almendras, cuyo precio se ha disparado. RAFA ARJONES

El precio de la marcona dobla la cotización del pasado año y toca máximos históricos, aunque las perspectivas del sector turronero para la campaña de Navidad son mejores que en 2012, cuando la producción cayó un 9%

Buenas perspectivas pese a dispararse el precio de la almendra. El sector turronero afronta la campaña navideña con un aumento de las ventas de dulces protegidos del 6% y un incremento de las exportaciones del 5%, todo a pesar de que la almendra ha tocado máximo históricos y ha doblado su precio respecto al año pasado. Por ello, los costes de producción se han vuelto a disparar, aunque los fabricantes están haciendo todo lo posible por ofrecer sus productos a precios competitivos.
El presidente del Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante, José Enrique Garrigós, explicó que «por el momento llevamos un 6% más de ventas de etiquetas, es decir de turrón de Jijona y de Alicante, respecto al año pasado, que fue una campaña muy mala». Entonces la producción registró una caída del 9% al coincidir varios factores: el encarecimiento de la almendra, la subida del IVA y la supresión de la paga extra a los funcionarios.
Para este año, los turroneros esperan remontar el vuelo y recuperar al menos una parte de la producción perdida en 2012, entre un 4 y un 5% más, y todo a pesar de que la almendra está tocando máximos históricos. Garrigós explicó que el encarecimiento del fruto seco alcanza de media un 70% respecto al pasado año, y están llegando a pagar hasta 13 euros por kilogramos de marcona pelada. Eso sí, el dirigente turronero no quiso evaluar el impacto de este encarecimiento en el producto final y señaló que cada empresa hace lo posible por ofrecer un precio lo más competitivo posible.
Aunque los turroneros compran su almendra ya pelada, un vistazo a la cotización de este fruto seco sin pelar en la lonja de Reus (Tarragona), una de las principales referencias del mercado, deja muy claro su evolución en los últimos años. En 2011 el kilo de variedad comuna alcanzó los 2,85 euros antes de Navidad y la marcona los 3,50, mientras que en 2012 llegó a 4 euros la comuna y a 4,30 la marcona. Esta semana la cotización de la comuna está en los 5,90 euros, casi un 50% más, mientras que la marcona alcanza los 8,40 euros, más del doble.
Estos precios antes de llegar a los turroneros aún se incrementan más por el repelado y los intermediarios. Garrigós destacó que los precios que están pagando por la marcona pelada están entre los 10 y los 13 euros, lo que inevitablemente dispara los costes de producción al tratarse de una de las materias primas principales de los turrones.
De cualquier forma el dirigente señaló que «la campaña va un poco mejor y la gente está comprando más que el año pasado».
El encarecimiento de la almendra registrado este año tiene dos factores, según señalan desde el sector de productores de este fruto seco de la provincia. Por una parte la caída en la cosecha de cerca de un 20% en Alicante, debido a las fuertes heladas del pasado invierno y a los problemas de polinización por las continuas y abundantes lluvias en época de floración de los almendros. Y por otra por el propio mercado internacional, liderado por EE UU, donde también han aumentado los precios.
En cuanto a las exportaciones de turrón, han experimentado un aumento del 5% en la presente campaña, manteniendo así la tendencia de los últimos años en los que los productos de Xixona han ido ganado cuota de mercado en el exterior.
Investigación de Competencia
Por otra parte el sector está a la espera de las conclusiones de investigación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que inspeccionó a principios de mes varias turroneras en España, algunas en Xixona, ante «la sospecha de posibles prácticas anticompetitivas» acordadas entre ellas, como la «fijación de precios y condiciones comerciales, y el reparto del mercado». Desde el Consejo Regulador aseguran que es una investigación de ámbito nacional, no circunscrita a Xixona, que afecta a alguna empresa local, no a la mayoría, y que confía que acabe archivándose.

 

JOSE ANTONIO RICO 29.11.2013

http://www.diarioinformacion.com

Responder