Los turroneros encargan un estudio jurídico contra la posible incineradora

Los turroneros encargan un estudio jurídico contra la posible incineradora

Detalle de las máquinas machacando la basura en la planta Piedra Negra, en Jijona

El Consejo Regulador del Turrón ha encargado a sus propios servicios jurídicos y otros externos la elaboración de un informe extenso y bien argumentado para rechazar la instalación de una macroplanta de carácter provincial para incinerar residuos sólidos en el término municipal de Jijona, una posibilidad que baraja la Conselleria de Medio Ambiente. Al sector del dulce se ha sumado una plataforma vecinal, Xixona Neta, que he hecho bandera de la polémica que periódicamente rodea a la gestión de los residuos sólidos y que ha unido ya esfuerzos con otras asociaciones de Alicante, Villena y El Campello, donde se ubican los principales vertederos de la provincia.

Fuentes del sector turronero confirman a este diario que este informe se está elaborando tras encargarse el pasado mes de agosto, después de acordarse por práctica unanimidad en una reunión del órgano que vela por la calidad del dulce navideño. Aún no está terminado, porque el sector prefiere no airear la polémica en plena campaña de producción navideña, consciente de que la vinculación del nombre de Jijona con el de la basura no es la mejor alternativa, como ya se encargó de alertar hace unos meses el alcalde de Jijona, Ferran Verdú.

El máximo mandatario se unió el pasado 25 de junio a la plataforma Xixona Neta para entregar 800 alegaciones al Plan Integral de Residuos (PIR) de la Comunidad Valenciana, el cual establece la puesta en funcionamiento de cuatro instalaciones de valorización energética (al menos, una por provincia).

Olores y tráfico

En algunas de las últimas reuniones del Consejo Regulador que preside José Enrique Garrigós, también dirigente de la Cámara de Comercio de Alicante, se ha abordado la problemática de la gestión de los residuos, los trastornos de olores y colapso de tráfico que ya generan y los potenciales riesgos que entrañaría una instalación de incineración en la partida jijonenca de Piedra Negra, dada la relativa cercanía a algunos de los principales polígonos industriales de la cuna del turrón.

El órgano de gestión de calidad del dulce ha hecho llegar ya su rechazo a esta macroplanta a los representantes de las Consellerias de Agricultura y de Industria, las dos principales ramas de la Administración autonómica con las que despacha el sector turronero en el día a día. Oficialmente, los industriales no se quieren pronunciar, aunque en el fondo haya práctica unanimidad en el rechazo a acaso la posibilidad de que Jijona albergue esa instalación. Previsiblemente, en enero o febrero habrá un intento de movilización social y empresarial, según las fuentes consultadas.

Hace unos días, el subsecretario de Cambio Climático de la Conselleria de Medio Ambiente y miembro del consejo de administración de la planta de Piedra Negra, Jorge Lamparero, reiteró en la Diputación, (en un acto al que acompañaba a Joaquín Ripoll) la intención de la Generalitat de valorizar los residuos sólidos no aprovechables de la Comunidad Valenciana. Se mantiene en firme la intención de una planta incineradora por provincia. La ubicación es un misterio, pero Ecologistas en Acción del País Valencià da por hecho que será en Jijona.

Las Provincias

Responder