Los productores de almendras esperan una de las mejores cosechas de los últimos años

Los productores de almendra de l’Alcoià, El Comtat y el Vinalopó, agrupados en la cooperativa de Castalla, esperan alcanzar esta campaña una de las mejores cosechas de los últimos años. Las condiciones climatológicas registradas hasta el momento, aunque han provocado un retraso en la floración, resultan idóneas para aproximarse a las 2.000 toneladas, lo que supondría situarse muy cerca del récord. Esta producción supondría además un alivio económico para los agricultores, sobre todo después de que el año pasado las heladas tardías destruyesen el 75% de los frutos. Desde la cooperativa, en cualquier caso, apelan a la prudencia, toda vez que todavía falta mucho tiempo para el inicio de la recolección.

Los productores de almendras esperan una de las mejores cosechas de los últimos años

La floración de los almendros está llegando este año con retraso.

La cosecha de almendras de este ejercicio se presenta alentadora, dado que las condiciones climatológicas registradas hasta el momento hacen prever que la producción pueda situarse cerca de las 2.000 toneladas.

Ángel Mollá, gerente de la cooperativa Montaña Vinalopó, ubicada en Castalla y que aglutina las zonas productoras de l’Alcoià, El Comtat y el Vinalopó, explicaba que “si no registrásemos ningún incidente, estaríamos hablando de una cosecha de las altas, puesto que así nos lo ponen en evidencia todos los indicadores”.

En cualquier caso, Mollá apeló a la prudencia, sobre la base de que “todavía falta mucho tiempo para iniciar la recolección y cualquier problema en forma de helada tardía podría echar al traste todas las previsiones que manejamos en la actualidad”.

De momento, lo que sí se sabe es que la campaña va con un retraso de casi tres semanas, debido a las heladas que se registran de madrugada. “Como los días son cálidos, parece que no haga frío, pero por las noches las temperaturas bajan mucho y eso propicia que hasta el momento la floración http://remoandaluz.es/servicio-medico/comprar-cialis vaya con mucho retraso”, señaló Mollá que, no obstante, matizó que “las heladas en estos momentos no son preocupantes, pero sí cuando se registran más tarde, cuando las almendras están empezando a madurar”.

Esto es lo que ocurrió el año pasado, cuando el 75% de la cosecha se perdió debido a esta circunstancia. Una buena campaña, por tanto, serviría para paliar en parte las citadas pérdidas y a acercarse a la cosecha de 2009, cuando se batieron récords de producción.

Xixona es uno de los principales clientes

La cooperativa Montaña Vinalopó de Castalla tiene en los fabricantes de turrón de Xixona a uno de sus principales clientes. Según manifestaba el gerente, Ángel Mollá, “esta es una plaza importante, dado que la almendra autóctona es muy apreciada por su calidad”.

El resto de la producción tiene como destino básicamente los mercados nacionales, que en general aprecian los frutos que se cultivan en tierras alicantinas. Con todo, desde la cooperativa y desde los propios agricultores se lamentan por los bajos precios que se pagan por las almendras. Ángel Mollá señalaba en este sentido que “desde que Estados Unidos cogió la hegemonía marca las pautas, y eso hace que los precios estén tirados por los suelos desde hace 20 o 25 años”.

De hecho, resaltó, en los últimos tiempos apenas se han pagado 3 euros por el kilo de almendra en grano, una vez retirada la cáscara. Para el gerente de la cooperativa, “si la gente sigue produciendo almendras, es simplemente porque se trata de un cultivo que no necesita muchas atenciones”. Cabe reseñar, por último, que la cooperativa Montaña Vinalopó, ubicada en Castalla, presta servicios de pelado y secado a los productores de las comarcas de l’Alcoià, El Comtat y el Vinalopó.

 

Responder